Gestión de Mejora: Consideraciones Generales en el Contexto Actual

Productiva

 

Por Juan Pablo Carvajal

 

Cuando las directivas de una organización deciden o acuerdan adoptar una herramienta para la mejora, tienden a pensar que el simple hecho de elegir una (mediante los servicios de una firma consultora, por ejemplo) ya es garantía de ganancia para su inversión. Por supuesto, este primer paso encamina los esfuerzos hacia un punto común de éxito, pero sería prudente también tener claro que no todas las empresas poseen un marco adecuado para administrar sus proyectos de mejora o, en el peor de los casos, no cuentan con la capacidad de relacionar la estrategia con los objetivos a largo plazo. Es por esto que conviene analizar algunas consideraciones determinantes al momento de concebir, diseñar, desarrollar e implementar proyectos de mejora cuyo evidente objetivo es perfeccionar las prácticas de la organización conducentes al éxito en el mercado en el que se desenvuelven.

 

Para comenzar, podría decirse que en la actualidad es bien sabido que todos los niveles de la compañía deberían estar involucrados y participar activamente en los procesos de mejoramiento. De allí que la comprensión de la visión y la estrategia de negocio por parte de todos los miembros y colaboradores de una firma sea la piedra angular sobre la que se va edificando la excelencia organizacional. Así pues, la organización entera debería estar en condiciones de actuar enfocándose en objetivos comunes. De lo contrario, numerosas fragmentaciones irán erosionando el campo aparentemente fértil del trabajo sinérgico, pues cada departamento tendrá una interpretación independiente de la visión y la estrategia y tal desconexión acumulará brechas que terminarán por arruinar la loable iniciativa de la alta gerencia al intentar implementar un proyecto administrativo de mejora. Debería ser bastante obvio que un personal con alto grado de motivación y compromiso es aquel que demuestra una comprensión profunda de la estrategia del negocio y se constituye en un elemento imprescindible en la adaptación a los cambios del mercado y en la consolidación del aprendizaje organizacional a lo largo del tiempo.

 

Sin lugar a dudas un trabajo colaborativo y dinámico por parte de todos los miembros se logra cuando los objetivos de cualquier organización están adecuadamente articulados con la estrategia, y muestran de forma clara cómo la gestión diaria de cada uno contribuye al logro progresivo de las metas de éxito en común.

 

Ahora bien, estos esfuerzos no podrían seguir una línea de avance evidente si no se tiene al menos un sistema de medida de los mismos, el cual debería contar con la flexibilidad suficiente para adaptarse de inmediato a cambios inesperados del entorno empresarial y también con mecanismos eficaces de reporte para brindar información clara en el momento que se requiera. De esta manera, ante cambios o fallos súbitos pueden tomarse las medidas pertinentes para que el impacto sea mínimo, gracias a la calidad de la información proporcionada, la cual se esperaría que esté estructurada de manera apropiada para ofrecer datos relevantes, exactos y precisos. Adicionalmente, es altamente recomendable que la medición de los resultados que se van obteniendo tenga una relación claramente apreciable de los primeros con el ámbito financiero, ayudando así a tomar las medidas pertinentes en términos de inversión y a proyectar riesgos o beneficios.

 

Por otra parte, no siempre es la dirección de una compañía la que asume o decide acogerse a un proyecto de mejora. En tales casos, es bastante favorable para el desarrollo, implementación y  establecimiento de dicho proyecto que se lleve a cabo un proceso de concientización de los directivos con respecto a la función determinante de su compromiso y apoyo para que toda la organización se sintonice en alcanzar el éxito y la excelencia como un todo orgánico cuyas partes evolucionan simultáneamente y contribuyen de esa forma al logro de los objetivos. Precisamente es frecuente que las reorientaciones requeridas incluyan un enfoque predominante en el cliente o que el personal pueda volverse más activo y autónomo en lo que a sus labores se refiere, transformaciones que ciertamente necesitan el visto bueno de la dirección, pero sobre todo, un acompañamiento constante por parte de la misma. En este sentido, es una tarea propia de la alta gerencia hacer manifiesto lo que se persigue con los proyectos de mejora planteados de una manera accesible y asertiva para todo el personal, y dar ejemplo de coherencia y adherencia a los lineamientos que de allí se deriven.

 

Finalmente, sin la tecnología apropiada, el aumento progresivo de los beneficios no es posible o sencillamente se estanca. Por ello, es recomendable ser conscientes del equipamiento y maquinaria que serán necesarios para apoyar o agilizar los procesos de mejora, siempre teniendo presente que debe haber un equilibrio entre la inversión, el uso de recursos tecnológicos y el desempeño del factor humano dentro cualquier organización. Por lo demás, además de asumir los gastos para ello, es indiscutible que al implementar tales recursos será preciso el entrenamiento del personal involucrado para aumentar la eficiencia y minimizar completamente cualquier fallo relacionado con la manipulación de la nueva tecnología disponible.

 

Como ha podido apreciarse, gestionar las mejoras al interior de una organización va más allá de la adopción de un proyecto y comprende aspectos que innegablemente resultarán en otras consideraciones particulares de acuerdo con su progreso en el tiempo. La alta gerencia debe ser la primera en mostrar un sólido compromiso y apoyo con los propósitos y planes planteados y formarse anticipadamente en aquellos temas que desea desplegar en su compañía para luego ser capaz de transmitir lineamientos adecuados y conformar un equipo humano que asimile fácilmente tales temas y los lleve a la práctica. Así el conjunto organizacional estará en condiciones de mantener el progreso e impulsarlo día tras día con la ayuda de las herramientas tecnológicas con que disponga, robusteciéndose y posicionando su empresa en el competitivo mercado productivo actual.

Seminarios

Escríbanos a

571-2681920

571-2682043